A través del tiempo la Madre Tierra es la que sostiene a los seres humanos y ella también nos necesita, tanto los padres como las madres son ejemplo, referencia y modelo para los hijos.

Todo es imitado por ellos los gestos, la forma de actuar, que muchas veces en la etapa adulta lo repiten, pero todo eso puede cambiar si los padres son conscientes y se encargan de dar una crianza respetuosa de la naturaleza.

Para lograr ser una familia ecológica y sostenible, se debe enseñar a los hijos hacerlo, creando hábitos y cuidando el planeta.

Integra el movimiento cero residuos (Zero Waste)

Este consiste en minimizar al máximo los residuos que son basura en casa, los cuales no pueden ser reutilizados de ninguna manera, que no pueden ser restos orgánicos, ni reciclados, porque igual terminaran en un vertedero.

Existen compactadoras de basura domesticas asequibles, sino puedes hacerlo con las manos, como aplastar las latas.

Así podrá entrar más basura en la bolsa, a su vez en el camión, menos viajes de transporte, menos contaminación, menos petróleo, entre otros.

Adiós al usar y tirar: Todos utilizan cosas que se desperdician como por ejemplo las servilletas de papel.

Está demostrado que se utiliza menos agua y recursos con el uso de servilletas de tela y no de papel, se despilfarran como si nada.

También existen las servilletas de algodón orgánico certificado, que le dan un toque solemne, agradable y autentico durante una reunión familiar.

Los portabocadillos o bolsitas reutilizables y lavables son una alternativa muy ecológica de prescindir de los envoltorios de usar y tirar.

Reutiliza o Recicla: Reutilizar no siempre se puede hacer, pero reciclar si, como el vidrio, papel, plástico, cartón. Existen bolsas de diversos colores y cada una representa los desperdicios para los que se utilizan estas, para luego llevarlas al contenedor.

Di adiós al plástico: Existen muchas formas de reducir el plástico, para ello, lo mejor es no comprar envases plásticos, ya que estos terminan en los vertederos del mundo y a su vez perjudican el medio ambiente.

En el caso de lo jabones si estos son ecológicos y artesanales, tu piel no estará expuesta a colorantes, perfumes artificiales y conservantes en general.

Las islas las llaman el séptimo continente, ya que muchas están formadas de plástico que acabaron en el mar y que las corrientes han llevado a ese lugar. Cuando se convierten en partículas pequeñas la contaminación es catastrófica ya que termina en los alimentos que consumen las personas.

Haz un buen uso del papel: Tanto el papel como el agua es un bien escaso y se le debe sacar el máximo rendimiento, en el caso de las hojas blancas que son impresas, el lado en blanco se puede recortar y realizar cuadernillos para tomar notas o para dibujar.

El papel piedra, es biodegradable, está fabricado sin cloro, sin agua, con restos minerales de los residuos de las minas.

Vuelve al mercado a comprar: Es importante y muy ecológico consumir productos de temporada, ya que el consumir alimentos importados son dañinos para la salud, ya que los conservantes y el plástico donde son envasados perjudican.

Es mejor comprar los alimentos de temporada de tu localidad, ya que reduce la necesidad de importar de afuera y se come saludable. Los cerrajeros, mecánicos, maestros pueden aportar su granito de arena para cuidar el ambiente.