Nuestro hermoso planeta rebosa de vida la cual adopta una gran variedad de formas, la expresión biodiversidad o diversidad biológica hace referencia a todas las especies del planeta.

Desde las bacterias más diminutas hasta las gigantescas ballenas y secuoyas, desde una lombriz de tierra o un colibrí hasta las serpientes y las imponentes águilas que surcan los cielos.

Toda esta maravillosa diversidad forma parte del ecosistema mundial cuyos componentes dependen uno del otro, esto incluye incluso a los inorgánicos como océanos, ríos, rocas y el suelo.

La biodiversidad abarca también los microorganismos y plantas verdes que como sabemos son esenciales para la supervivencia de todos nosotros gracias al proceso de fotosíntesis que produce el oxígeno.

La actuación del hombre y la explotación de recursos de manera indiscriminada tiene sin duda un impacto negativo en la biodiversidad del medio ambiente.

Y aunque las cantidades de especies son realmente muy difíciles de determinar pues de hecho se desconoce cuántas especies existen en nuestro planeta y los cálculos o proyecciones varían mucho.

Pero lo que si es cierto es que hay una alarmante  disminución y afectación de las especies en tiempos recientes, y esto es algo de lo que debemos tomar conciencia. Algunas maneras en que se está dañando nuestro planeta son las siguientes:

La destrucción del hábitat: Una de las principales causas de la pérdida de la biodiversidad es por la destrucción del hábitat debido a  la tala de árboles para obtener madera, la construcción de represas  y la minería.

El que se haya llegado a lugares que antes estaban alejados de la civilización han afectado de modo considerable y en algunos casos ha deteriorado e incluso eliminado en entorno natural de muchas especies.

La introducción de especies ajenas al ecosistema: Esto produce una alteración del ecosistema, tenemos como ejemplo el alga asesina del mar Mediterráneo que esta afectando a otras especies

Esta y fue introducida accidentalmente pero esta afectando muchísimo  el ecosistema y a muchas otras especies propagándose por el lecho marino.

La sobreexplotación: Esta a provocado ya la extinción de muchas especies lamentablemente entre ellas la paloma migratoria o viajera que se extinguió en 1914.

El crecimiento demográfico: La sobrepoblación humana afecta de manera directa a otras especies pies requiere de la explotación de recursos  como los antes mencionados.

Este ritmo a crecido muy aceleradamente pues a principios del siglo XIX la población del mundo alcanzó 1.000.000.000 de personas hoy día la realidad es muy distinta pues esas cifras se han quedado muy pequeñas.

El calentamiento de nuestro planeta: Muchos han alertado de la dificultad que plantea esta situación entre otras el aumento de temperaturas que afectan a muchas especies.

En busca de soluciones

Muchos prefieren ocultar los ojos ante la realidad y en muchos casos se sumen en el pesimismo, pero como suelen decir los cerrajeros de experiencia cada problema tiene solución por urgente que parezca.

Si nos enfocamos en que cada día más personas tomen conciencia de estas realidades y reconozcamos la necesidad de interesarnos en lo que afecta la biodiversidad podremos dar nuestro importante aporte.