5 pasos para tener un hogar sostenible

Tener un hogar sostenible es importante y esto refleja nuestro compromiso con el medio ambiente y si con las próximas generaciones, además de contribuir a disminuir los daños del planeta.

Solo es necesario cambiar algunas rutinas, y seguir los consejos que explicaremos en este artículo para contaminar menos, además de crear un hogar sostenible y con el que ahorraremos mucho dinero.

Para crear un hogar sostenible solo debes aprovechar la energía y el agua, así como reducir y reciclar los residuos, además de utilizar una gran cantidad de materiales sostenibles para decorar el hogar  incluso construir una propiedad.

Consejos para un hogar sostenible

Es común que todos en algún momento deseamos disfrutar de un hogar seguro, para ello consultamos la información de un cerrajero experto, pero para tener un hogar sostenible podemos aplicar los siguientes consejos:

Separar para reciclar: clasifica los residuos para depositarlos en el contenedor que sea apropiado, de esta forma estaremos contribuyendo oportunamente en disminuir la contaminación que producen algunas de las fábricas, en la actualidad es común encontrar los cubos de basura con contenedores para cada tipo de residuo, si tienes un jardín puedes utilizar estos residuos como compostador y así reciclar los residuos orgánicos.

Reutilizar para dar otra oportunidad a los objetos: es una forma original, sencilla y económica para decorar tu hogar al mismo tiempo que disminuye la producción de residuos, así que en internet puedes encontrar muchas ideas, ya sea reutilizar botellas de cristal, decorar cajas viejas y así darles un nuevo uso.

Disminuir el consumo de agua y energía: este es uno de los aspectos en los que más se puede intervenir, incorporando diferentes acciones en tus rutinas, ahorrar dinero y así encontrar un hogar más sostenible, para ello puedes reutilizar el agua con la que lavas las verduras para regar las plantas, instalar sistemas de riego por goteo, usar un programa de lavado en frío, entre otras medidas.

Ahorrar en calefacción y en aire acondicionado: es recomendable mantener la calefacción a una temperatura entre 20 y 22 grados, con esto consigues un hogar más sostenible y confortable, además puedes programar para apagar la calefacción en las horas adecuadas, de igual forma hay que contar con un buen aislamiento en las fachadas y en las ventanas para mantener una temperatura óptima con el menor gasto posible.

Decorar pasando en sostenibilidad: en la fabricación de muchos muebles se pueden utilizar pinturas, barnices y materiales contaminantes, sin embargo, hay muebles de madera que provienen de bosques sostenibles, por lo que se evitará la deforestación y en los que se usan pigmentos naturales.

Por otra parte, pueden hacer hogares sostenibles con muebles hechos con paletas, puesto que existen empresas que crean objetos increíbles con este material y a excelentes precios.

En resumen, es importante que nos relacionemos con el cuidado del planeta, según algunos expertos y gracias a la colaboración de todos, desde el año 1998 se está ahorrando toneladas de CO2 en la atmósfera, así como millones de litros de agua.